Abel Tasman, el explorador holandés que casi muere en Nueva Zelanda

Importantísimo navegante y explorador holandés del Pacífico sur, Abel Tasman fue de los primeros en conocer Nueva Zelanda, explorar las costas de Australia y dar a conocer archipiélagos remotos como Fiji o Tonga. Tuvo que navegar en dirección contraria por los vientos del océano, fue atacado por los maories y pensaba que Nueva Zelanda seguía siendo parte de Terra Australis (Australia)…Hoy en Viajeros de la Historia, Abel Tasman.


DESDE MIS ALTURAS: Muy buenas tardes, Abel. Es un placer para nosotros tener a un navegante de sus características en esta sección.

ABEL TASMAN Hallo! Goedemiddag!! El placer es mío

DMA: Cuéntenos un poco sobre sus primeros años. Casi no hay información suya, aparte por supuesto de los consabidos viajes por el Pacífico Sur.

AT:Sí, bueno, es que no mucho que contar hasta viajes. Nacer en Lutjegast, todo bien, buena vida, buena educación. Luego casar. Feliz. Pero mía mujer, morir. No pasa nada. Casar de nuevo, vida sigue. Yo mucho interés en navegación y barcos.

DMA: Perfecto, ya veo. Abel, ¿seguro que no quiere que le activemos el traductor automático y así usted puede hablar en holandés más cómodamente?

AT:No, no, por favor. Yo querer hablar poquito español. Tu entiende sí?

DMA: Sí, hombre, si entender le entendemos pero igual nuestros lectores piensan que esto no es serio…En fin, vamos a intentarlo. Total, que se casó dos veces y siguió con su vida.

AT:Sí, eso es. Seguir con vida aunque casi morir pronto también. Je je je. Yo morir casi en Ceram, Indonesia.

DMA: Ah sí? ¿Qué pasó exactamente?

AT:¡Cagada! ¿Se dice así?

DMA: Eh…sí, sí…bien dicho está, desde luego.

AT:Cagada de capitán. Gente islas Molucas muy loca. Comenzar atacar y matar amigos míos. Muy mal. Escapar pronto y salvar vida, sí. Pero casi morir allí. Je je je. Moriendo. Mordiendo, perdón.

DMA: Vaya, menuda experiencia. Pero eso no le frenó para volver a las denominadas Indias Orientales…¡con su esposa ni más ni menos! ¿la invitó a viajar con todos los peligros que había?

AT:Sí, eso es. Joanna muy valiente. Mucha mujer. Ella decir mi, si tu vas, yo busco otro hombre. Y yo decir, entonces tu venir conmigo. Y ella venir. Así éramos los dutch. Pura pasión. Puro amor. Partir para llegar a Nueva Holanda, sí. Compañía Holandesa Indias Orientales contrata a mí y yo capitán, sí. Muy bien. Mucha urca. Mucho poder.

Tasman Abel mundo navegante

Tasman posando para algún pintor de moda de la época.

DMA: Ajá. Más o menos le sigo…¿Qué es una urca? por cierto..

AT:Urca es barco. Barco holandés. Muy buen barco, sí.

DMA: Ah, perfecto. Nueva Holanda entiendo que es un nombre que acuñó usted para denominar lo que entonces era Terra Australis, que hoy se llama directamente Australia, ¿correcto?

AT:¡Mucho correcto! Pero ¿ya no llamar Nueva Holanda? ¿Por qué? ¡Buen nombre, sí! ¡Nueva Holanda! ¿Por qué?

DMA: Pff, bueno, digamos que las cosas han cambiado mucho desde el siglo XVII. Pero usted y su nombre no han salido mal parado…luego le comento.

AT:Sí, bueno.

DMA: 1642, año en que inicia su primer gran viaje de exploración. Menuda experiencia, ¿no?. La pregunta es, ¿por qué partió en dirección contraria a donde realmente quería ir?

AT:Tu indio, ¿no?. Tu no saber navegar, ¿sí?

DMA: Hombre, Abel, no me falte al respeto…No tengo muchos conocimientos de navegación ciertamente, y menos de navegación en el siglo XVII.

AT:Navegar dirección contraria porque viento soplar dirección contraria. ¡Claro, hombre! Barcos de vela. ¿qué si no? Yo conocer muy bien vientos. Muuuuuuy bien. Soplar fuerte vientos. Muuuuuy fuerte. Llegar a Isla Mauricio en seguida. ¡22 días! Je je je.

DMA: Sí, bueno, rapidísimo…pero su idea era navegar en la otra dirección, insisto.

AT:Tu necio, ¿sí? Tu uno poquito dwass, sí. Viento bueno oeste. Luego viento muuuuy bueno este. Todo bien. Todos contentos.

DMA: Vale, ya entiendo. El viaje más rápido no siempre era el más directo, podríamos entonces decir y después ya se dirigieron a explorar nuevas tierras, ¿no?

AT:¡Claro! Es eso. Eso es. Sí. Muy bueno. Siempre viento importante. Si no, yo no viajo. Viento en mar es como Joanna en mi casa. Manda todo.

DMA: Curiosa comparación. ¿Qué sucede cuando emprende finalmente rumbo al Este para seguir navegando hacia Nueva Holanda, como usted bautizó?

AT:Bueno. Viento bueno. Viento contento. Barcos muy rápido, todo bien. Pero nosotros mucho cálculo. No tierra. No tierra ningún lado. Y bueno, preocupame. Brújula y nada. Mapa y nada. Hablo amigos míos barcos, y nada. No saber. No tierra. Un poquito preocupados. Sí. Había pistas de tierra. Muchas algas. Pájaros, sí, también. Pero no tierra. Ya cansados de no encontrar tierra. Al final, después de tiempo, mucho tiempo…¡¡Tierra!! Sí, por fin.

ruta Tasman

Ruta de Tasman en su primer y segundo viaje por el pacífico Sur.

DMA: Eso es. Las crónicas y estudios posteriores, nos cuentan que usted ¡se pasó en realidad Australia! La fue bordeando por su gran bahía sur y por eso encontraba indicios de tierra…pero no fue hasta que se topó con la costa oeste de Tasmania cuando realmente tocaron tierra.

AT: No, no, la isla llamamos Tierra de Van Diemen. Homenaje gobernador Indias. Peloteo llamar en español, ¿no?

DMA: jeje, sí, eso es. Bueno, la noticia que quería darle Abel, es esa justamente. Al final, el homenaje se lo hicieron a usted y hoy esa tierra… ¡se llama Tasmania en su nombre!

AT: ¿Sí?! No puedo creer. Muy emocionado. Ohh, bonito. Ohh, Abel corazón sensible a veces, sí. También muy hombre, sí. Pero bonito. Agradecido, ohhh, je je je.

DMA: Sí, de hecho hay un animal muy conocido allí que se llama el diablo de Tasmania, y hay en otros territorios lagos, glaciares, ríos que llevan su nombre. Al fin y al cabo, usted fue uno de los más importantes exploradores de la región.

AT: Vaya, yo no saber. Agradecido, sí. Muy bonito y muy agradecido, mucho.

DMA: Bueno, y además de Tasmania, en ese viaje de 2 años también se topó con otras tierras de la región…Nueva Zelanda, Fiji e incluso la pequeña Tonga.

AT: Eh sí. Después viento bueno y suerte, mucha suerte. Ohh agradecido por nombre.Todavía yo pienso mucho en nombre. Detalle bonito. ¡Priceoso! Después llegar a tierra para mí Terra Australis, seguro pero gente oscura, muy mala. Mala pulgas. Atacar nos. 4 hombres muertos. Tragedia. Mucho mal. Atacar barcos y nosotros no hacer nada malo. Escapar, claro. Nombre para mapa: Bahía de asesinos. Cuidado para futuro compañeros navegantes, claro. Sí.

DMA: Eran los maories, Abel. El pueblo originario de Nueva Zelanda. En realidad, no llegó a Terra Australis, llegó a un país separado por completo de Australia, que hoy conocemos como Nueva Zelanda.

AT: Ahhhmmm. ¿Nueva Zelanda?! Y por qué no Nueva Tasmania?! Sí, como yo igual viaje igual Tasmania. Yo llegar. Navegar. Sí primero.

DMA: Bueno, es una cuestión política. Fue de los primeros en llegar, es cierto… Y así le recibieron los nativos, pero un siglo más tarde James Cook tomó las dos islas como propiedad de la corona inglesa…Y en fin, así se quedó la cosa.

AT: Ahmmmm, entiendo. Mire, yo no voilento. No lucha, no gusta guerra. Si no, yo matar ese Cook. Maldito. Muy dwass, sí. ¡Cook dwass!

tasman gráfico

Representación gráfica del trágico evento en la Bahía de los asesinos, hoy llamada Golden Bay, en Nueva Zelanda.

DMA: Bueno, bueno, no se ponga así Don Abel. Si un montón de sitios llevaron su nombre finalmente. Además, creo que no van a coincidir mucho ya, aparte de en los libros de historia.

AT: Ya sí. Pero triste de hombres tripulación muertos y luego Cook dwass para su país. No justo, no.

DMA: Ya, entiendo sus sensaciones…¿Podemos continuar con la entrevista?

AT: Sí, sí. Yo seguir. Después traegerdia y muertos, seguir viaje, sí. Es vida. Llegar a nueva islas. Mucho palmera. Mucho bonito. Mar y todo. Camino a casa de nuevo.

DMA: Ajá. Ahí fue cuando llegó a Fiji y Tonga, ¿correcto?

AT: Sí, eso. Entonces…¿Fiji? ¿Tonga? ¿No tasmango? ¿No Fijitasman? Ahora yo triste. No premio tampoco. Esfuerzo mucho. Mucho navegar. Mucho muerte. No más nombres a Tasman. No bueno. Yo no descubro más para Compañía Holandesa. No quiero ya más.

DMA: No, si ya no hace falta…En fin, Abel, no se ponga así, hombre. Al año siguiente de ese gran viaje, inició otro nuevo. ¿A dónde fue en esta ocasión?

AT: Sí. Nueva misión. Otra vez al agua, pato. Dice así en español, ¿sí? Je je je. Esta vez encontrar estrecho en mar del Sur entre Carpentaria y Tierra de De Witt. Pero no encontrar esta vez. Difícil.

DMA: ¿Ah, sí? ¿Qué pasó?

AT: Yo escribir todo sobre costa. Escribir sobre poblado local. Todo. Documentado. Todo bien. Pero no encontrar lo que busca.

DMA: Abel, en realidad estuvo en su boca…Atravesó usted el estrecho de Torres, que separa Nueva Guinea y Australia…pero se debió despistar o no quiso seguir…

AT: ¿Qué tu decir? No seguir por arrecife, mucha roca, mucha isla. No miedo yo. Prudence. Prudente se dice, sí. Asi que volver.

mapa tasman

Galimatías de mapa que solo Tasman, como buen navegante conseguía entender en mitad del Pacífico

DMA: ¿Tuvo alguna consecuencia no descubrir lo que iba buscando en esta ocasión?

AT: Sí, volver mal. Muy mal. Mi jefe enfadado. Decepción. No confiar más me. No contento. Decir que mucho gasto para no traer nada. Yo triste también.

DMA: ¿Y no volvió a navegar entonces?

AT: Bueno, no exactamente. Filipinas navegar para guerra contra españoles. Je je je. Y ayudar rey de Siam. Pero no conseguir. Españoles escapar y luego hundir solos con oro.

DMA: Sí, en esa época nos llevábamos un poco como perros y gatos, holandeses y españoles…

AT: Sí, vosotros perros. Nosotros gatos, je je je. Más elegancia, sí.

DMA: En fin, son formas de verlo. Bueno, Abel, muchísimas gracias por haber estado aquí. Y enhorabuena por tu español sin traducción, hemos conseguido mantener el hilo aunque haya tenido algún desliz…pero se lo perdonamos.

AT: Gracias vosotros. Todo contento. Todo bien. Abel feliz con nombres nuevos. Tasmania. Tasman Zelanda. Austasmalia…contento todo, sí, mucho.

DMA: Bueno…Abel…como usted quiera. Un placer, de nuevo, tenerle aquí y hasta la próxima.


Esto ha sido todo por esta semana. Esperamos que os haya gustado nuestra entrevista de viajeros de la historia. La semana que viene os esperamos con Amelia Earhart, la gran aviadora. Y ya sabéis, si os gusta: ¡Comentad! ¡Compartid! y ¡Compartid de nuevo!

Con la colaboración difusiva de Historias de la historia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subscríbete al blog y te enviamos:

    Escribe tu mail y sigue nuestros viajes!!!!