La primera vuelta al mundo en bicicleta de una mujer

Annie Londonderry Cohen Kopchovsky fue una mujer valiente, aventurera y un tanto desvergonzada. Su viaje tuvo algo de proeza y mucho de marketing de la época, pero lo más importante fue su reivindicación de género en un tiempo donde lo más común para la mujer era quedarse en casa cuidando de sus hijos.

Esta semana en viajeros de la historia: ¡¡Annie Londonderry!!


 

DESDE MIS ALTURAS: ¡¡Muy buenas Annie!! Nice to meet you!

ANNIE LONDONDERRY: Hola, muy feliz de estar aquí.

DMA: La podemos considerar una mujer anuncio, ¿no es así? Llegó a cambiar su nombre a cambio de algo de dinero para su viaje.

AL: Correct! Soy de origen judío y sé como hacer un buen negocio, para que engañarnos. Una empresa de agua me ofreció cambiar mi nombre por su marca a cambio de 100 dólares y lo primero que se me pasó por la cabeza y por supuesto les dije fue: dónde hay que firmar.

annie londonderry bicicleta vuelta al mundo feminismo

Annie posa con su bici justo antes de iniciar su periplo mundial. Alegra esa cara mujer, que lo mejor está por llegar.

DMA: Vaya, parece que no se anda con rodeos…

AL: No way! Mira que estuve a punto de hacer de nuevo la Tevilah hebréa para hacer más oficial el cambio…Pero al final me dijeron que no hacía falta, que llevara también una pancarta con el nombre de la empresa en la bicicleta y todo estaría OK.

DMA: Entiendo…Pero vayamos al principio. ¿En qué momento se le ocurre dar la vuelta al mundo en bicicleta, Annie?

AL: Pues hombre en el momento que Richard y Paul, del club de Bostón, me retaron a que no era capaz de hacerlo…Yo les dije que claro que era capaz…que por tener tres hijos no me iba a frenar. Y había un suculento premio con lo que no me lo pensé mucho. La apuesta además implicaba salir a la aventura sin un mísero centavo.

DMA: Pero Annie, en algunos medios hemos leído que todo fue una artimaña para ganar repercusión mediática y hacer que la figura de la mujer fuera más conocida, ¿esto es verdad?

AL: hmmmm, puede ser. Ahí me has pillado, pero tengo que seguir vendiendo la moto con el origen de la idea…

Londonderry bicicleta cycling periódico vuelta al mundo

Annie Londonderry con cara de “Me habéis pillao!” fue noticia en multitud de medios de la época



DMA: Bueno, de todas formas, lo que sí que fue cierto fue el viaje que hizo alrededor del mundo en bicicleta…

AL: ¡Claro que sí! 15 meses tenía y 15 meses estuve pedaleando por todos los Estados Unidos, después Francia, Oriente Medio, Sur de Asia, China y Japón hasta volver a los United de nuevo.

DMA: Pedaleó por el Mediterráneo y llegó hasta Egipto, para luego adentrarse en Asia. ¿Apreció muchas diferencias culturales entre estos continentes?

AL: Of course!! Conforme iba avanzando hacia el este todo se volvía así como más exótico, más sucio, más inseguro…pero a la vez yo era menos invisible, más observada y eso me encantaba, la verdad.

DMA: ¿Cómo financió su viaje?

AL: Pues inicialmente me dejaron una bicicleta Columbia y conseguí el patrocinio de Londonderry. A partir de ahí todo fue más rodado. Como el proyecto fue generando revuelo y expectación, me ayudaron en cada país que fui.

Annie londonderry robada

Un fotógrafo de la época captura casualmente el asalto a Londonderry en mitad del campo…¡Eso es estar al filo de la noticia!

DMA: ¿Pedaleó siempre o tuvo otras ayudas como ferrys, trenes…?

AL: Bueno, ahí también me pillas, ¿eh? Jejeje. Siempre que podía yo pedaleaba. El problema era cuando llovía. O cuando hacia un viento muy fuerte. O cuando hacía un poco de frío. O demasiado calor. O para cruzar mares y océanos claro. O si veía que me iba a poner la ropa perdida con los caminos embarrados. O cuando…

DMA: De acuerdo, creo que la he entendido…

AL: Vamos, que pedalear pedaleaba, pero lo justo, tampoco era una competición ni nada así. Daba algún paseito para ir de un pueblo al próximo, eso sí. O cuando venían los fotógrafos, que me encantaba posar y hacerme la profesional.

DMA: ¿Cuál fue la anécdota más curiosa que tuvo?

AL: Pues en China por ejemplo me encontraba a muchos campesinos que querían ayudarme, sin conocerme de nada. Me veían en la bici con mis atuendos y mi estilo norteamericano y oye, como que se sentían mejor viniendo a saludarme.

DMA: Después de todo, ¿por qué lo hizo?

AL: Pues mira, eso mismo me lo he preguntado yo muchas veces, fíjate. Lo hice por sentirme mejor con mi género. Por sentirme una nueva mujer. Los años que me tocaron vivir fueron duros para la mujer, estaba ya cansada de estereotipos y bobadas del tipo “tu a la cocina…a criar hijos en tu casa…” y me dije: ¿sí? Pues os vais a enterar todos…

londonderry annie bicicleta vuelta al mundo

Un bonito cartel ilustra la llegada de Londonderry a Denver.

DMA: Y por autopromocionarse un poco también, ¿no?

AL: Hombre, todo ayuda. Mentiría si dijera lo contrario. Fue un buen gancho para que el mundo entero me mirara y subiera a alguna que otra portada de periódico.

DMA: Hablenos de su bicicleta. Tuvo que cambiarla al poco de empezar, ¿verdad?

AL: Pues sí, la columbia una maravilla pero pesaba 19 kilos con lo cual al final, ya que estaba rompiendo prejuicios sociales…Comencé a utilizar una Sterling de tan solo 9 kilos…Era un modelo masculino, pero es que ya me daba igual todo.

DMA: Supongo que eso le valió más de una crítica…

AL: Uy, eso y todo lo que hice. Durante meses mis oídos no paraban de pitar…Que si dejaba a mi marido y a mis tres hijos abandonados, que si decían que había viajado más “con” una bicicleta que “en” una, que si era una mentirosa con todo lo que contaba y decía…

DMA: Pero al final lo consiguió pese a las críticas…

AL: ¡Eso es! Vale que no era la mejor ciclista del mundo. Vale que tal vez enfaticé un poco todo con tal de darle vidilla y para hacerlo más sensacionalista, pero el logro fue mío y de toda la comunidad de mujeres.

DMA: ¿Por qué fue cambiando su vestuario conforme avanzaba el camino?

AL: Porque me di cuenta que con esas prendas femeninas no iba a ninguna parte. No estaban hechas para montar en bicicleta y la verdad es que eran un suplicio para la correcta práctica del ciclismo. Asi que me fui despojando de ataduras mentales y fui optando por unos pantalones bombachos mucho más prácticos y cómodos.

DMA: Al final terminó fomentando tres cosas, de lo que también aprovechó el tirón: el feminismo, la bicicleta y los eventos a escala mundial. ¿se sentía plenamente identificado con estos movimientos?

AL: Hmmm, sí, supongo. El caso es que yo no era consciente del todo de lo importante que estaban siendo esas tres cosas en esos momentos, pero ahora que lo dice sí lo eran, sí.

DMA: Muchas gracias por tu visita y tu testimionio, Annie. Esperamos que vaya muy bien allá donde estés ahora.

AL: Gracias a vosotros por acordaros de mí. Me encanta el carril bici que tenéis, eh? Es muy útil para transitar.




Y esto ha sido todo por esta semana. Vamos a hacer un descanso por Navidad en Viajeros De la Historia, pero muy pronto estaremos de vuelta con grandes viajeros que han marcado de una u otra forma nuestro presente. Hasta dentro de muy poquito. ¡Os esperamos!

Con la colaboración difusiva de Historias de la Historia.

 

Opt In Image
Subscríbete al blog y te regalamos
¡¡18 libros viajeros + 10 fotos!!

¡¡Únete a nuestros viajes y disfruta con cada nuevo paisaje!!

Sólo por subscribirte, te enviaremos "18 libros para viajar desde casa",
(una selección de grandes obras viajeras)
junto con 10 de mis fotografías favoritas de nuestra
(media) vuelta al mundo ´15, para usar como fondo de pantalla.

Ah, y todo ¡¡¡GRATIS!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subscríbete al blog y te enviamos:

    Escribe tu mail y sigue nuestros viajes!!!!