Aphra Behn, la espía del rey Carlos II de Inglaterra

Aphra Behn fue probablemente la primera mujer que vivió de la literatura, primero de sus dramas y más tarde de las novelas…Fue también espía, inquieta exploradora y una adelantada para su época, reivindicando los vínculos entre sexo y poder además del derecho al placer y la igualdad social de las mujeres.


DESDE MIS ALTURAS: ¡Aphra Behn! Bienvenida a nuestra sección. Estamos deseosos de conocer un poco más a fondo su vida y obra.

APHRA BEHN: Gracias a vosotros por la invitación. Estoy deseando empezar, aunque algo nerviosa…

DMA: Una importante escritora del siglo XX, Virginia Wolf, escribió lo siguiente sobre su persona: Todas las mujeres deberían depositar flores sobre la tumba de Aphra Behn en la abadía de Westminster pues fue ella quien ganó para ellas el derecho de expresar sus ideas. ¿Qué le sugiere tal afirmación tres siglos después de su vida?

AB: Pues la verdad es que un gran honor y una gran suerte…Además creo que resume muy bien mi vida, ¿no? Durante mi vida dije lo que quise, cuando quise y no tuve reparo ninguno, asi que agradezco mucho a esa escritora sus palabras de afecto hacia mi persona.

DMA: Cuéntenos, ¿cómo terminó en Surinam (antigua Guayana holandesa) tan temprano en su vida?

AB: Pues básicamente por mi padre. Él comenzó a trabajar para un hombre muy importante de Holanda, y tuvimos que viajar todos hasta la colonia holandesa en América…

DMA: Pero las cosas se torcieron, ¿no es así?

AB: Sí, de hecho mi pobre padre no consiguió sobrevivir y falleció en el viaje. Tan solo llegamos el resto de la familia y nos quedamos allí a vivir por unos años.

DMA: ¿cómo influyó este lugar en su trayectoria posterior como escritora?

AB: Pues fue un periodo muy influyente porque viví rebeliones de esclavos, conocí realidades que de otra forma no habría tenido oportunidad de conocer y me curtí mucho en experiencias vitales…

DMA: Su gran novela Oroonoko de hecho está inspirada en todo lo que vivió en el Caribe…

AB: Sí, así es. Está basada en hechos reales.

DMA: A los 18 regresó a Europa, concretamente a Inglaterra, y ¿qué sucede?

AB: ¡Que me casé! Tan pronto como llegué me casé con un comerciante holandés, y adquirí su apellido…Behn. Tampoco duró mucho, la verdad.

DMA: 3 años tengo entendido…antes de que él muriera, ¿no?

AB: Eso es. No llevaba muy buena vida…y me llevó por las zonas más nocturnas y viciosas de la ciudad, con lo cual me pude entretener fácilmente en su ausencia.

DMA: Ajá. Entiendo…

AB: También me dejó una deuda importante y no me pudo mantener, como era habitual para las viudas de la época, con lo cual tuve que ponerme a hacer lo que mejor se me daba…

DMA: ¿Salir por esas zonas lujuriosas de la ciudad?

AB: ¡No, hombre, no! Escribir. Me puse a escribir sobre pasión y erotismo y no me fue nada mal…La gente se escandalizaba por lo que leía, pero al mismo tiempo les gustaba y compraban mis libros.

DMA: ¿Cómo llegó a ser espía de Carlos II durante la guerra?!

AB: Pues a ver, cuando se declaró la 2ª guerra anglo-holandesa, me reclutaron para trabajar de espía en Amberes al servicio del rey Carlos II…

DMA: Su nombre en clave era Astrea, ¿no?

AB: Así es. Y bueno, la cosa es que una historia llevó a otra y terminé conquistando al mismísimo rey…al tiempo que obtenía importantes secretos políticos y militares.

DMA: ¿En esta ocasión consiguió mejorar su economía?

AB: ¡Qué va! Tampoco. Me pagaron una miseria, por lo que al terminar con ese trabajo, tuve que volver a escribir libros para poder mantenerme.

aphra behn



DMA: Volviendo a su más conocida novela Oroonoko, ¿qué nos puede contar al respecto?

AB: Pues estaba basada en un hecho real…yo había conocido al príncipe africano Oroonoko en una plantación de caña en Surinam. Y me quedé perpleja con la historia. Había sido traicionado, secuestrado y esclavizado en la costa de oro por un esclavista y ahora estaba allí, despojado de todo su poder en una tierra extraña y distinta a la suya. Así que me dispuse a relatar esa potente historia.

DMA: La publicó, al poco tiempo falleció, pero la novela adquirió un gran valor dentro de los ámbitos literarios, por ser de las primeras denuncias de la esclavitud.

AB: Pues sí, nadie lo veía como algo negativo, cuando en realidad era una barbaridad lo que se hacía.

DMA: Desde luego. Bueno, Aphra, nos vas a perdonar pero en esta ocasión no podemos alargarnos mucho más, con lo que vamos a despedirnos. Te agradecemos mucho tu presencia aquí hoy y esperamos saber de ti pronto.

AB: Gracias a vosotros por darme la oportunidad de regresar tantos años después.




Y esto ha sido todo en esta ocasión. Os esperamos muy pronto con Eudoxus de Cyzicus.

Con la colaboración difusiva de Historias de la historia.

Opt In Image
Subscríbete al blog y te regalamos
¡¡18 libros viajeros + 10 fotos!!

¡¡Únete a nuestros viajes y disfruta con cada nuevo paisaje!!

Sólo por subscribirte, te enviaremos "18 libros para viajar desde casa",
(una selección de grandes obras viajeras)
junto con 10 de mis fotografías favoritas de nuestra
(media) vuelta al mundo ´15, para usar como fondo de pantalla.

Ah, y todo ¡¡¡GRATIS!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subscríbete al blog y te enviamos:

    Escribe tu mail y sigue nuestros viajes!!!!