Mi nefasta experiencia con Europcar

¡Muy buenas!

Antes de comenzar a relatar mi experiencia, me gustaría dejar constancia de algunos puntos:

  • Detesto tener que hablar mal o dar mala prensa de nada ni nadie, no es mi estilo. Creo que las energías y sinergias deben ser siempre positivas, pero en ocasiones como ésta, no me queda otra opción.
  • No se trata de difamar ni decir ninguna mentira respecto a nadie. Yo me limito a mi experiencia y trato de hacerme escuchar, dado que he sufrido un gran abuso por parte de una empresa, que a su vez, ha hecho caso omiso sobre mi petición de revisión.

Y sin más…¡allá vamos!

 

Hace exactamente 26 días alquilé una furgoneta enorme de Europcar para realizar una mudanza.

Perfecto hasta aquí.

Buen precio, gran volumen, ideal para lo que necesitaba.

En la oficina de recogida, llegué con unos 10 minutos de anticipo sobre mi hora de recogida (10 de la mañana). Tardaron un buen rato en atenderme. Supongo que por ser una estación de tren y estar atendiendo a turistas que llegaban con ganas de alquilar su coche.

Sin problema, esperé pacientemente.

Al cabo de unos 20-25 minutos sobre la hora prevista (yo en realidad ya llevaba cerca de 35 minutos allí) una chica me atendió. Me indicó que el coche estaba bien, sin daños, y yo le pregunté si nadie lo comprobaría conmigo, como suelo hacer en otras compañías cuando alquilo coches.

Su respuesta fue que no tenía daños y que si yo encontraba algún desperfecto, se lo indicara a su compañera del parking.

Como ya iba tarde, ni entré al detalle sobre este punto. Puse esa cara y me largué.

Ya me empezaba a inquietar por la hora. Tenía un planning para la mudanza que iba a hacer y aunque había contado con cierto tiempo de margen para incidencias, no contaba con que el alquiler de la furgoneta fuera a suponerme tanto retraso.

Cuando bajé al parking rápidamente (otros 5-10 minutos de tiempo en desplazamiento) tuve que detenerme a observar minuciosamente que todo estuviera bien en la furgoneta y que no hubiera daños ni nada por el estilo.

Y de repente, ¡oh, sorpresa! Comenzaron los imprevistos…

En un lateral observé lo que para mí era un pequeño bollo, de poca importancia, pero bueno, siempre hay que notificar estas cosas por lo que pueda pasar, y ese tipo de cosas…¡Pero mi tiempo seguía corriendo!

Así que para evitar mayores problemas, rápidamente me fui hacia la casetilla de la empresa donde supuestamente tenía que estar la chica de Europcar y no la encontré.

Y ahí ya, entre los nervios por el retraso que tenía de horarios y la situación, pensé que lo mejor sería irme directamente y desprecié el pequeño daño. La posibilidad de volver hasta la oficina de arriba, esperar (o no) la cola que habría nuevamente y colapsar toda mi mañana por una mala gestión de una empresa, me parecía la peor opción…

Y eso fue error mío, de acuerdo.

Del mismo modo que no haber caído en hacerle una foto para mi defensa posterior. Otro error mío, de acuerdo. Hasta ahí lo asumo y reconozco.

¡Por cierto! Errores míos que vinieron como consecuencia de dos errores de Europcar en su atención al cliente. En primer lugar en la oficina y en el consecuente retraso en servirme el coche a las 10:00 como indicaba el contrato. Y en segundo lugar, al no estar la persona que supuestamente iba a estar abajo en el parking para asistirme.

Estaría en el baño, en otra gestión, abducida en su mundo…¡Quién sabe! Yo desde luego no lo sé…pero fue clave para el marrón que me vendría después…

Sin pensarlo más, me fui con mi furgoneta envenenada a por mi mudanza…que ya suficiente tenía con este cometido, por si fuera poco, como para estar pensando en más historias.

Hice la mudanza. Recorrí unos 600 kilómetros por autovía, de manera límpia y recta, 😉 , sin darme ningún golpe ni fuerte ni de lado ni nada de nada, y en algo más de 24 horas fui a devolverla.

El alquiler era de 48 horas, pero en realidad preferí devolverla cuanto antes ya que no la necesitaba más.

¡¡Y aquí viene la super traca final!!

Donde yo esperaba contar con el apoyo de la oficina de Europcar en Chamartín (Madrid) y que entendiera ese daño de origen, que con las prisas no pude notificar…encontré a un señor intransigente, que hizo su trabajo “muy bien”, es decir, sin flexibilidad alguna, ni consultando a ningún otro superior (como yo le había solicitado), me cargó la fantástica cantidad de casi 800 euros en mi cuenta…

¿¡¿¡¿ Cómoorrrrrrrrrrrrr?!?!?!

Sí, sí, comerrr, comerrrr…

En Europcar, automáticamente te tratan como el autor de un crimen. Hagas lo que hagas. Expliques lo que expliques.

Ellos te cargan el precio establecido para un daño por defecto (autorizado por el ministerio de fomento, eso sí…no te creas) más el cargo por gestión del administrativo de turno, cerca de 60 euros y si te he visto no me acuerdo…

¿Y si le explicas tu caso particular, no comprueban el retraso con la oficina de origen que fue lo que propició todo?????? NOOOOOOOO!!.

Y si el cliente asegura y requete asegura, promete y repromete que el daño estaba antes y que en 24 horas por autovía ha sido incapaz de causarle ese daño, no le dan el beneficio de la duda, la presunción de inocencia o le dan la razón por ser cliente en lugar de castigarlo de antemano?!?!?! NOOOOOOO!!! CLARO QUE NOOOOOO!!!!

Y en el peor de los casos, aunque te cobren ese dinero y la reparación luego pueda costar menos, no hacen un reajuste con el coste REAL de la reparación, como hacen en otras compañías y por supuesto en otros países?!?!?! NOOOOOOOO!!!!!!!

Y si por ejemplo… no la terminan de arreglar nunca porque es un daño mínimo estructural y no afecta en NADA al funcionamiento del vehículo y tiran millas con el vehículo así…te cobran igual los 700 euros?!?!?!?!?! SÍIIIIIIIIIIIIIII!!!!!

En fin, la cosa no termina aquí. Bueno, el abuso de poder empresarial y la violación a mi tarjeta de crédito sí, esto sí. Pero falta la parte de después, que es todavía mejor.

El caballero de recepción (sí, el que amablemente me había mancillado mi escualida tarjeta de débito y también la de crédito con los 700 euros de rigor) me indicó un teléfono de Atención al cliente donde podía llamar para poner una reclamación.

Evidentemente llamé. Respiré hondo antes, pero llamé. Conté toda mi incidencia y básicamente me dijeron que escribiera un mail con todo lo dicho para su resolución. Perdí unos minutos aunque dicho sea de paso, estos servicios de atención telefónica suelen ser externos y en casos así no se manchan las manos y pasan la pelota.

Cuando escribí toda mi perorata por email, con número de contrato, fechas, tiempos de incidencias, etc…creedme mucho más detallado que este post, la respuesta textual fue esta:

¿Mola o no?! Es decir, yo les explico por activa y por pasiva toda mi situación, el por qué cometí ese error reconocido, a raíz y como consecuencia de una mala gestión por parte de ellos, y la respuesta es básicamente:

“mira chaval, esto cuesta tantos euros y lo hiciste mal. Te toca pagar. Sí o sí”

Por supuesto que respondí amablemente a Patricia, en parte sorprendido y en parte también invitándola a que revisaran mi caso para no tener que ponerme a escribir un post, twitear como si no hubiera un mañana y en definitiva haciendo un poquito de mala prensa a esta empresa, pero esto ya fue hace 15 días y no me han respondido ni con señales de humo…

Por todo esto, con esta bonita fábula, lo que te quiero recomendar encarecidamente es que:

NO ALQUILES VEHÍCULOS CON EUROPCAR.

Bajo ningún concepto.

Ni aunque estén de oferta.

Ni aunque esté regalado o tengan mucha oficina.

Ten cuidado. Que te la meten doblada como a mí.

Su servicio de atención al cliente es malo, nefasto, lamentable. No están de parte del cliente, sino que lo que ellos dicen es lo que creen que va a misa…y por supuesto, que sus claúsulas son bastante leoninas y te pueden arreglar un mes económicamente de un plumazo.

Creo que son franceses, pero la arrogancia, el desinterés y el “esto es así por mis cojones” y “si te he visto, no me acuerdo” me resuenan tanto, que parecen haber tomado demasiadas costumbres locales…

Como internet tiene muchas cosas malas pero también algunas buenas, te pido por favor si lees esta injusticia que han cometido conmigo, que compartáis el post por facebook, por twitter, por instagram, por tooooodas partes, a ver si algún día les llega al director o directora general y al director o directora de marketing de la empresa y todavía podemos llegar a algún acuerdo que beneficie a ambas partes…porque de momento, solo han ganado ellos.

Comentarios, ayudas o alguna otra anécdota donde hayan abusado de vosotros en una empresa de alquiler, bienvenidos son abajo en los comentarios y sobre todo, COMPARTID, que es gratis!! Y no alquiléis con EUROPCAR, que tiene más sorpresas ocultas que un black hole….

Y lo más importante: ¡¡¡¡A SEGUIR VIAJANDO!!!

Opt In Image
Subscríbete al blog y te regalamos
¡¡18 libros viajeros + 10 fotos!!

¡¡Únete a nuestros viajes y disfruta con cada nuevo paisaje!!

Sólo por subscribirte, te enviaremos "18 libros para viajar desde casa",
(una selección de grandes obras viajeras)
junto con 10 de mis fotografías favoritas de nuestra
(media) vuelta al mundo ´15, para usar como fondo de pantalla.

Ah, y todo ¡¡¡GRATIS!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subscríbete al blog y te enviamos:

    Escribe tu mail y sigue nuestros viajes!!!!