Preparativos vuelta al mundo III: el transporte

Seguimos con la serie de posts comentando los preparativos previos (posteriores no existen, no?) a nuestro arranque de la vuelta al mundo.

¿¿Cómo?? ¿¿¿!!!que solo queda un mes!!!???

cara sorpresa

¡Cualquier excusa es buena para poner el careto de Culkin!  ¿esta cara no sale en el whatsapp pero con mucho peor aspecto que se parece a su estado actual?? sí, es Macaulay de mayor…

Pues sí, la cuenta atrás empieza y yo con estos pelos. Todavía nos quedan asuntos relacionados con visados e ir soltando lastre y afinando equipaje. El embudo se va estrechando.

Despegar el 3 de enero va a ser tan liberador como ver el final de Liberad a Willy!.

Por supuesto, una parte importante de todo viaje es el transporte. ¿Cómo nos vamos a mover?

Cabra, bicicleta, moto, coche, globo, camión, tren, avión, bólido o dragón, son algunas de las opciones más frecuentes de todo viajero, según el país, la fecha o la película de la que estemos hablando 🙂

Nosotros trataremos de experimentar con cuantos más medios de transporte mejor, intentando rentabilizar tiempos a veces y otras economía.

(Volar en dragón, es muy ecológico y rápido, pero sale bastante caro, por ejemplo)

Idas de olla aparte, nuestro primer salto nos llevará en avión hasta la fría San Petersburgo, vía Lisboa. Si todo va bien, pasarán varios meses hasta que volvamos a coger un avión. Durante los primeros compases del viaje, iremos a ritmo de traqueteo en mi medio de transporte favorito: El tren. Y en concreto en uno de los trenes más legendarios del mundo (si no contamos el tren de la bruja): el transiberiano.

Esto, que solo es un adelanto, dará pie a varios posts divulgativos sobre el tren de trenes, con toda su chicha y limoná…

ahhhh, qué ganas!!!!

¿Billete Round The World o comprar sobre la marcha?

Al iniciar un viaje largo, hay que plantearse esta pregunta, pues nos va a ayudar bastante en el diseño y estilo del viaje que tendremos.

El billete Round The World (RTW) básicamente consiste en una modalidad para viajar en avión, que ofrecen las principales alianzas de compañías aéreas (Star Alliance y One World principalmente).

Consiste en pagar una cantidad fija, según el número de países, continentes o millas, que se vayan a recorrer. Algo así como un interrail, pero entre nubes y con carácter mundial, más que europeo.

A priori parece interesante y ventajoso, pero lo que nos ha parecido a nosotros es que existen demasiadas complicaciones y condiciones en la compra de estos billetes. Hay que definir la fecha del vuelo desde el principio, permite un número de saltos (vuelos) máximo, no permite retroceder, no se puede avanzar más de un número de kms sin avión…

En definitiva, no nos  convencía. También hay que notificar lo poco accesible que son estos billetes, en términos comerciales, ya que las webs donde se pueden adquirir son poco útiles y accesibles, están hechas en flash, van lentas…en fin, se quitan bastante las ganas y hace falta que una persona de alguna de las compañías asociadas, te eche una mano (o dos) en la configuración del viaje.

En otras palabras, el billete RTW es un poco como Lost, lo mires por donde lo mires, no lo terminas de ver claro ni te acaba de convencer. Así que finalmente vamos a viajar comprando los billetes por nuestra cuenta.

Esto implica que tal vez nos gastemos un poco más de dinero en los vuelos que tomemos, o tal vez no. Si volamos con low cost (Air Asia en el sudeste asiático es lo más parecido al Ryanair europeo) tomamos ofertas a los lugares donde haya precios bajos, usamos buenos comparadores, etc, es posible que se iguale bastante o incluso salga más económico.

En cualquier caso, grandes ventajas de comprar billetes sobre la marcha van a ser:

– No depender de ninguna compañía

– Libertad absoluta para planificar un recorrido, sobre la marcha.

– Fomento de medios alternativos de transporte menos contaminantes y con más esencia (tren, bus, patinete…)

 Carnet de conducir internacional

Algo que descubrí hace poco, casi de chiripa, fue que se puede hacer uno un carnet de conducir internacional. Es decir, un documento, que acredite oficialmente en varias lenguas internacionales el permiso de conducir que poseemos en España.

Es importante conseguirlo, ya que de lo contrario nos puede ser difícil alquilar un coche o furgoneta en algunos países. Y también porque si la policia nos pregunta, es fácil enseñarle el carnet internacional y evitar de esta forma una posible multa.

¿Cómo consigo el carnet de conducir internacional?

Es bastante sencillo. Hay que ir a la DGT. En general, en todas las provincias hay una sede.

Rellenar este formulario, pagar 10 euros (con tarjeta de crédito/débito obligatoriamente), entregar una foto, y llevar también el DNI.

Es importante destacar que es válido para todo el mundo menos para España.

Qué cosas, ¿no? Ojito con esto, no nos llevemos un disgusto.

¿Algún consejo para los viajes? ¿nos llevamos Biodramina para los mareos?

 

La foto de portada es el cielo de Barcelona. Durante la Red Bull Air Race, hace ya algunos años, con mi buen amigo Hernán.

Opt In Image
Subscríbete al blog y te regalamos
¡¡18 libros viajeros + 10 fotos!!

¡¡Únete a nuestros viajes y disfruta con cada nuevo paisaje!!

Sólo por subscribirte, te enviaremos "18 libros para viajar desde casa",
(una selección de grandes obras viajeras)
junto con 10 de mis fotografías favoritas de nuestra
(media) vuelta al mundo ´15, para usar como fondo de pantalla.

Ah, y todo ¡¡¡GRATIS!!!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subscríbete al blog y te enviamos:

    Escribe tu mail y sigue nuestros viajes!!!!